Fin de semana en Almería

publicado en: Consejos | 0

Uno de los principales atractivos de la provincia de Almería y que resultan un factor clave para elegirla como destino de fin de semana son sus parajes naturales tanto de costa como de interior. Sin embargo, la propia capital también destaca siendo la gran desconocida y encerrando en ella importantes tesoros culturales.

Un recorrido por la capital:

Nuestro fin de semana merece que comencemos el recorrido en la capital almeriense y descubramos sus múltiples posibilidades.

Al igual que ocurre en otras capitales andaluzas, Almería entremezcla las culturas árabes y cristianas y uno de sus más claros ejemplos lo encontramos en La Alcazaba, considerada la cuidad de origen árabe de mayores dimensiones de toda la Península Ibérica.

Este imponente entorno amurallado presenta tres zonas bien diferenciadas, de las cuales dos de ellas conservan su fisonomía y estilo árabe mientras que la tercera fue objeto de las modificaciones y adaptaciones cristianas ordenadas por los Reyes Católicos.

Otro enclave que no podemos dejar de visitar en nuestro fin de semana resulta ser el Real Alcázar, conjunto igualmente compuesto por una magníficamente conservada muralla, jardines impresionantes, dependencias perfectamente conservadas e imponentes torres que por su privilegiado enclave ofrece unas vistas panorámicas de la ciudad que merecen ser disfrutadas con tranquilidad y relax.

Como símbolo de la tradición de la industria de la minería, destaca el muelle que sirvió para el transporte y distribución de minerales durante el siglo XIX. Conocido como El Cable Inglés, facilitaba que aquellos minerales de muy diversos tipos que hasta allí se llevaban en tren, fuesen posteriormente distribuidos por la geografía mundial a través de barcos cargueros.

Disfrutar de la costa: El Cabo de Gata.

Este imponente Parque natural conformado por tremendos acantilados, playas tanto salvajes como turísticas y calas recónditas, es uno de los mayores atractivos de esta provincia.

Dispone de muchas zonas protegidas y otras en las que poder disfrutar de un turismo de aventura basado en el buceo, los paseos a caballo, en bicicleta,las rutas de senderismo, etc.

Dentro de este parque natural destacan una serie de playas de entre las cuales hemos seleccionado algunas de las más interesantes.

  1. Playa de Los Genoveses: el más puro estilo de playa virgen, compuesta por amplias zonas de dunas y un profundo respeto del espacio natural y salvaje de la zona. De aguas cristalinas, suele ser una playa familiar por la comodidad de la poca profundidad inicial del agua en la orilla y su fácil acceso para los más pequeños.
  2. Playa del Algarrobico: Una extensa playa de arena blanca que se encuentra en uno de los extremos del parque, próximo a la localidad de Mojácar. Esta playa se caracteriza igualmente por su aspecto profundamente natural.
  3. Playa de Los Muertos: Esta playa destaca por lo complicado del acceso a la misma, y aunque sus aguas son tremendamente limpias, su arena es menos fina que las de otras playas de este parque. En ella se encuentran unas afamadas rocas de enormes dimensiones situadas en mitad de la zona de arena.
  4. Playa de Las Salinas: Esta playa está cercana a una carretera lo cual facilita el acceso a la misma. Toma su nombre de una pequeña iglesia situada a mitad del recorrido y denominada Iglesia de Las Salinas. Esta que nos ocupa es una de las playas de mayor extensión de todo el Parque.

La gran mayoría de las playas del Cabo de Gata no disponen de infraestructura comercial, hostelera, etc, por lo que la visita a las mismas implica transportar enseres, alimentos y bebidas que nos faciliten la estancia y el disfrute de este maravilloso entorno.

Quizás te interese...

Dejar una opinión