Como ocurre en otras ciudades y pueblos de la Andalucía oriental comer en Almería es económico y casi obligatorio cuando se pide una caña. Desde la hora del aperitivo y hasta que la madrugada asoma en Almería son decenas los bares y restaurantes que nutren la oferta gastronómica de la ciudad con calidad y cantidad.

Casa Puga es uno de los sitios veteranos en lo que a surtir de tapas una barra se refiere. De su carta es imprescindible probar las gambas rebozadas. Otro suelo que tiene solera es la Bodeguilla del Marqués de Heredia. El local conserva una apariencia de café de comienzos del siglo XX, cuando comenzó a ganarse la fama. El pescaito frito lo sirven crujiente y al punto perfecto de sal en dos freidurías próximas de la zona de Puerta Purchena. Son la Freiduría Baviera y El Alcázar. El buen vino corre por las mesas de Casa Joaquín, regando al producto local, como no puede ser de otro modo.

comer en almeria

De los restaurantes de Almería uno de los más famosos es La Encina. Pintoresco tanto por el lugar que lo acoge como por su cocina, mezcla de vanguardia y tradición. En el Rincón de Juan Pedro la especialidad es el pescado, que acompaña a platos tradicionales de la cocina almeriense como el trigo a la cortijera. La Taberna Nuestra Tierra lleva a gala el ser el restaurante más recomendado de Almería. Su secreto está en ofrecer la cocina de siempre en tamaño tapa. Se puede tener una idea de la gastronomía de la zona con tan solo algunos de sus exquisitos bocados. La Mala es justo lo contrario de lo que su nombre reza. Aquí se comulga con tortillas, de todos los sabores y texturas.

Los cocineros jóvenes también tienen su hueco en Almería, como lo demuestra Entremares, un restaurante que sabe conquistar con un plato estrella: el pulpo. También del mar hablan los platos de El Jurelito, con una apuesta decidida por la cocina marinera de calidad. Hay que probar las croquetas de caballa. La taberna Torreluz se reinventa cada temporada con exquisiteces tan irresistibles como el ajoblanco con atún. Y para terminar la ruta una parada junto al Mercado Central a la mesa de El Quinto Toro.