La provincia de Almería es un destino turístico muy valorado por su diversidad y por la gran oferta de ocio y cultura que ofrece. Con paisajes diversos y variados, Almería se sitúa como uno de los puntos clave para conocer la riqueza de las costas andaluza, así como la belleza, en ocasiones desconocida, del interior de las provincias litorales.

El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar es uno de los lugares imprescindibles en Almería que nadie debe dejar de visitar. Se trata de un impresionante paisaje protegido que incluye en sus límites zonas terrestres y marítimas con una inmensa y rica diversidad ecológica. Las salinas, la belleza casi virgen de las playas, los pueblos, los miradores que permiten admirar el paisaje y los distintos pueblos que se sitúan a lo largo de la costa conforman un todo lleno de atractivo para el viajero.

desierto-tabernas

Pero, a pesar de ser el activo más conocido de la zona, una buena guía Almería no incluye solo el Cabo de Gata. Cualquier visitante podrá disfrutar de otros elementos de gran atractivo como el Desierto de Tabernas. Con una extensión total de 280 km, se trata de la única zona de Europa que está considerada como desierto y permite al visitante disfrutar de un magnífico paisaje de perfil erosionado y escasa vegetación que deja al descubierto la piedra y la tierra. Esta zona es un lugar imprescindible para los amantes de la naturaleza y de la geología pero también para los aficionados al cine ya que se trata del lugar donde se rodaron los grandes filmes del Spaghetti Western.

En la ciudad de Almería se puede completar la diversidad de la visita añadiendo cultura, historia y gastronomía a la belleza natural antes mencionada. Así, la Alcazaba y las murallas del Cerro San Cristóbal son los grandes referentes de la historia de la ciudad y se trata de uno de los conjuntos monumentales de origen musulmán más destacados de la península. No menos interesante resulta la catedral de la Encarnación, con su solemne aspecto de fortaleza, esta construcción se convierte en testigo de un pasado crudo en el que la constante presencia de piratas y la sublevación de los moriscos requerían de una arquitectura de defensa.

Estos son solo algunos ejemplos de lugares imprescindibles a modo de guía Almería para conocer la ciudad y la provincia. Sin embargo, son muchos los elementos de interés que se quedan fuera y completan cualquier visita cargándola de valor.